Abdomen

Pecho, bíceps, espalda, hombro, pierna, tríceps. Y volver a empezar… ¿Sientes que algo falta? Esto es un ejemplo del trabajo típico que realiza la inmensa mayoría de la gente en el gimnasio. Bueno, algunos se saltan la parte de pierna y vuelven a empezar. ¿Has encontrado el error imperdonable de ese ejemplo de rutina? Efectivamente, el problema radica “en lo que no está”: el trabajo abdominal, aunque más concretamente deberíamos denominarlo trabajo de core (que engloba un conjunto más amplio de músculos y funciones).

Muchos atletas se saltan este trabajo y luego vienen los problemas a la larga y nadie entiende cómo, asistiendo al gimnasio 4-5 días por semana, acaban teniendo problemas de espalda.

Lo cierto es que el trabajo de core o abdomen es mucho más importante que el del resto de secciones de nuestro cuerpo, ya que éste es el “centro de gravedad” de nuestro cuerpo e interviene en prácticamente el 100% de nuestros movimientos del día a día.

Síguenos en Facebook